Colaboración Canadas - Teté - Cabe Trust - Anónimo

El día 9 de setiembre de 2017 fue un día que aún me cuesta poner en palabras. Varias personas me han preguntado cómo me fue, cómo estuvo, y me salen simplemente palabras sueltas. Así que espero se entienda lo que quiero transmitir.

Fue para mí un día de mucha alegría y de tener las emociones a flor de piel pero, más allá de lo sentimental, fue un día muy activo a nivel racional si es que se dice así. La presencia de tantas mujeres tan diferentes pero en la misma sintonía de fondo, me hizo ser más consciente aún de lo necesario que es el feminismo y la importancia de encontrar un espacio que nos una, que nos movilice, que nos haga pensar y que nos motive a actuar. Creo que en esto último está lo que más me quedó de este día, le necesidad de actuar, pero no un actuar caprichoso meramente por hacerlo, sino un actuar pensado, basado en nuestra reflexión personal y colectiva.

Ese día fue también motivo de inspiración para mí por varios motivos. Por ver a tantas mujeres elegir estar ahí, todo el día construyendo y aportando a un proyecto juntas; por ver a compañeras que se movieron desde tan lejos y con grandes sacrificios y porque un grupo de mujeres se comprometió de tal manera que logró organizar esto que, para mí, es algo más grande de lo que dimensionamos ahora. El Encuentro de Feministas Desorganizadas me motivó a querer saber y aprender más, a comprometerme más, a ser más empática, y a querer dar lo mejor de mí, poniendo el cuerpo, la mente y las ideas en esta lucha.

Al final del encuentro intenté decirle “gracias” a todas las que pude, especialmente a quienes se comprometieron en armar esto. No las vi a todas, así que les digo gracias por acá. Nunca imaginé que podía ser parte de algo tan lindo como esto. Salú Encuentro de Feministas Diversas, JUNTAS SOMOS PODEROSAS.

-

El EFD me hizo sentir parte de un espacio único, increíble, y que deseo que se repita todas las veces que sea necesario para demostrar que juntas somos poderosas, que muchas mujeres juntas sólo sirven para transmitir amor y compromiso y demostrar que hay una lucha y reivindicaciones de muchas que, por primera vez, nos sentimos parte de algo hermoso y poderoso.

Teté

Fotografía: Cabe Trust.

Fui al EFD con una de mis mejores amigas y mi única amiga feminista, como yo. Y nos encontramos con un lugar lleno de mujeres que sienten, viven y piensan lo mismo que nosotras desde lugares tan diversos y amplios que la emoción me llegó a nublar los ojos y hacer lagrimear varias veces durante el día de una manera tan linda que me hacía darme cuenta de que estábamos en el lugar correcto y que JUNTAS SOMOS PODEROSAS. No sólo nos unen el hartazgo, la desigualdad y la violencia que se ejerce sobre nuestros cuerpos y nuestras mentes a diario en lo público y en lo privado sino que, también y sobre todo, nos unen las ganas de luchar porque estamos convencidas de que cada uno de nuestros granitos de arena sirven para ir cambiando el mundo. Tenemos mucho para deconstruir y para aprender, el camino es largo y seguramente nos encontremos con obstáculos pero tengo la certeza de que el Encuentro de Feministas Diversas es un lugar de sororidad muy necesario para todas. Las charlas de la mañana fueron simplemente hermosas e inspiradoras y nos dejaron mucho en que pensar para organizarnos y poner en marcha todos los proyectos del EFD. El Plenario de la tarde nos demostró que nuestra diversidad nos enriquece y espero que sea el primero de muchos para ir formando este colectivo tan lindo y poderoso. Así que súmense y vengan que acá hay muchas ganas y mucho amor ♥

Inés Cañadas