Ni una menos 2022: Sangre nuestra

Ni una menos 2022: Sangre nuestra

2 Jun 2022 | Comunicados

Sangre mía, 
           de alba, 
           de luna partida, 
           del silencio. 
           de roca muerta, 
           de mujer en cama, 
           saltando al vacío, 
Abierta a la locura. 
Sangre clara y definida, 
           fértil y semilla, 
Sangre incomprensible gira, 
Sangre liberación de sí misma, 
Sangre río de mis cantos, 
Mar de mis abismos. 
Sangre instante donde nazco adolorida, 
Nutrida de mi última presencia.

 

 

– Susana Chávez, Sangre Nuestra

La marcha de Ni una menos nació en Argentina ante el hartazgo de la violencia femicida. El 3 de junio de 2015, en decenas de ciudades de Latinoamérica y el mundo, las mujeres tomamos las calles para protestar contra la violencia de género en todas sus formas y denunciar la omisión de los estados, los relatos revictimizantes y el silencio cómplice.

La consigna «Ni una menos, ni una muerta más» de la poeta y activista mexicana Susana Chávez nos alienta a seguir luchando contra la naturalización de la violencia y nos impulsa a combatir la manipulación de nuestros reclamos. Susana Chávez fue una de las primeras en denunciar la violencia que mata y desaparece a cientos de mujeres y niñas en Ciudad Juárez. Murió por ser mujer, en manos de un grupo de varones que la violaron, asfixiaron y mutilaron. Todas nuestras muertas deberían ser razón más que suficiente para exigir un cambio urgente, pero tanto en nuestro país como en el resto del mundo se organizan esfuerzos para silenciarnos y someternos.

Expresamos nuestra solidaridad en voz colectiva y en este 3 de junio de 2022 recordamos:

Internacionales

Uruguay

  • El complejo y mediatizado proceso judicial de la operación Océano, que investigó a 35 hombres y una mujer vinculados a delitos de explotación sexual de 20 adolescentes, es una clara muestra de cómo la protección de nuestra integridad no es prioridad para el Estado.

    El mismo sistema que nos deja desprotegidas ante las violencias y vulnerabilidades que llevan a la explotación sexual es el que luego no respeta a las víctimas que, dentro de procesos de denuncia revictimizantes, debieron soportar varias demoras y suspensiones de instancias, y el uso de todo tipo de mecanismos por parte de los culpables para responsabilizarlas. El argumento de que una menor de edad puede engañar y manipular a un hombre que se encuentra en una situación de poder, para así habilitar a que este la explote sexualmente, es una manifestación de violencia que resulta inadmisible. Exigimos responsabilidad, compromiso, protección y garantías para que los procesos de acceso a la justicia sean procedentes. NO ADMITIREMOS QUE LAS VÍCTIMAS SE AHOGEN EN UN OCÉANO DE IMPUNIDAD.

  • Los medios tienen un rol clave en la reproducción de la cultura de la violación. En programas de radio y televisión se montó un relato que denigró y culpabilizó tanto a las víctimas de la operación Océano como a otras mujeres que transitan procesos de denuncia por abuso sexual, entre ellas a la mujer que denunció violación grupal en el Cordón con consecuencias materiales como la pérdida de su empleo. Ante las violencias que hacen recaer la culpa de nuestras vulneraciones en nosotras mismas, siempre levantaremos nuestra voz. El activismo no agrede ni ataca la libertad de información. Lucha incansablemente por ella.

  • El acoso en espacios públicos continúa reproduciéndose como parte de la violencia estructural que configura nuestra sociedad. Algo tan básico y cotidiano como caminar por la calle resulta ser un riesgo para nosotras tal como lo ejemplifica lo sucedido a una mujer en Paso Molino el 23 de mayo, a pocas cuadras de su casa. El victimario contaba con antecedentes y ya había sido denunciado previamente por atacar en esa zona.

La violencia contra las mujeres no es un hecho aislado ni un daño colateral. Los ataques a activistas y a quienes denuncian la violencia que nos atraviesa buscan aleccionarnos. Pero como a Susana, al movimiento feminista le sobra creatividad y tenacidad para hacerse oír. Se lo debemos a nuestras muertas, a nuestras desaparecidas, a nuestra sangre.

DATOS Ni Una Menos – 2022

Como denunciamos hace cinco años, el Estado hace un trabajo insuficiente a la hora de recopilar y publicar datos, impidiendo nuestro derecho al acceso a la información y evitando el diseño de políticas públicas. Esto, sumado a la falta de voluntad para presupuestar la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género(N° 19.580) o la Ley de Prevención y Combate a la Trata de Personas (N° 19.643); a la falta de recursos para la creación de fiscalías y juzgados especializados en violencia basada en género y para la capacitación de operadores judiciales, nos hace afirmar que el Estado es responsable de las muertes y desapariciones de mujeres.

LOS JUZGADOS MULTIMATERIA DEBEN SER INSTRUMENTADOS, sin dilaciones ni excusas, porque son primordiales a lo largo y ancho del país. También los son los hogares de acogida y centros de apoyo para las víctimas para construir un verdadero sistema de respuesta integral. El personal judicial debe estar especializado en VBG. Es URGENTE que se unifiquen las denuncias en un solo expediente y que las ampliaciones sean consideradas agravantes.

Exigimos que los operadores policiales, judiciales y del INAU informen a las familias de las mujeres asesinadas sobre la Ley N° 18.850 la cual establece una pensión no contributiva y una asignación especial a los huérfanos/as víctimas de violencia doméstica.

Ofrecemos a continuación nuestro trabajo de seguimiento en relación a los feminicidios y desapariciones en Uruguay:

Feminicidios

Los feminicidios no son hechos aislados sino parte del entramado de relaciones de poder, de jerarquías de género, de roles asignados, de opresión y de misoginia que caracteriza a la sociedad en la que vivimos. Nuestro rol como feministas en esta realidad compleja es comprender a fondo la problemática para señalar, denunciar y transformar de manera organizada la violencia estructural.

La magnitud de los feminicidios en nuestro país demuestra que debe ser abordado como un problema público de emergencia nacional
Según los datos del proyecto Feminicidio Uruguay:

En el año 2021 ocurrieron 31 feminicidios y 25 intentos de feminicidio.

En lo que va de 2022 hubo 16 feminicidios, de los cuales 3 fueron niñas y niños asesinados por violencia vicaria, y 7 intentos de feminicidio.

Volvemos a subrayar – como lo venimos haciendo desde hace más de cuatro años – que los datos de alta calidad y abiertos son condición necesaria tanto para el buen diseño de políticas públicas como para el ejercicio de nuestro derecho al acceso a la información.

Desaparecidas

Según los datos de nuestro proyecto Desaparecidas:

En lo que va de 2022 hubo 74 búsquedas de mujeres en las redes sociales, siendo el 43% de ellas menores de edad. Aunque la mayoría aparecieron, 6 de ellas fueron encontradas sin vida y 7 siguen ausentes hoy.

¿Dónde están Tatiana, Vanessa, Yanela, Valentina, Abigail, Shakira y Lady?

A la fecha contabilizamos 77 mujeres desaparecidas. Algunas faltan hace décadas.

La desaparición de mujeres en nuestro país, cada vez más jóvenes y de sectores vulnerables, nos tendría que interpelar a todes porque Uruguay es DESTINO, ORIGEN Y TRÁNSITO DE TRATA DE PERSONAS CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL, y las víctimas son en enorme mayoría adolescentes y mujeres.

Las desapariciones y la trata son realidades complejas y multifactoriales. Por eso, la prevención, monitoreo, acompañamiento y reparación son tan importantes como las búsquedas. Exigimos un compromiso político claro en relación al presupuesto para la implementación de la Ley N° 19.643 de Prevención y Combate de la trata de Personas.

Las coincidencias en los casos de mujeres desaparecidas nos alertan y preocupan. A pesar de que existe una denuncia colectiva, las investigaciones no solo no avanzan sino que siguen desapareciendo mujeres con los mismos perfiles en las mismas zonas. Nos preguntamos ¿Cuántas más tienen que faltar para que se investigue?

Las mujeres que son buscadas son sometidas a relatos estigmatizantes y revictimizantes por la sociedad y la prensa, y si aparecen (gran alegría!) no cuentan con un seguimiento a la altura del hecho traumático. Algunas de ellas, vuelven a desaparecer al poco tiempo. ¿Qué mecanismos de contención se disponen para las mujeres que sí regresan a sus hogares?

Estamos alerta, en las calles y en las redes porque son las herramientas que hemos encontrado juntas para darle batalla a las múltiples formas de opresión que nos ejercen y sobre todo para decir una vez más que hay cosas que son urgentes y no admiten demora. Nuestras voces son las voces que están. Queremos que nos digan dónde y por qué no están las que no están.

Otro 3 de junio volvemos a manifestarnos

Este Ni Una Menos nos encuentra en un contexto complejo. A la difícil situación sanitaria que nos dejó la pandemia de COVID-19 se suman la creciente precarización laboral y económica que multiplica el riesgo y limita nuestras acciones. Frente a la estigmatización del movimiento de mujeres, la expansión del discurso individualista y ante la reacción conservadora, el Encuentro de Feministas Diversas llama nuevamente a tender lazos de solidaridad conjunta.

La explotación y abuso de niños, niñas y adolescentes, la trata de personas, las desapariciones y feminicidios, son resultado de una red de violencias y relaciones de poder. Estamos hartas de la impunidad con la que este sistema nos silencia, humilla, explota, subestima, cosifica, desaparece y mata.

Vivas nos queremos, pero no es suficiente. Nos queremos libres, plenas y con herramientas para ejercer nuestra autonomía.

No Estamos Todas

Nos faltan las que callaron, las que gritaron y no fueron escuchadas, las que aguantaron, las que fueron obligadas a ser como debían ser y no solo ser.

Nuestras muertas no son daños colaterales.

Ni Una Menos desaparecida por la trata.

La responsabilidad es colectiva, el silencio es cómplice.

Encuentro de Feministas Diversas


Nuestros contenidos están publicados bajo licencia Creative Commons BY 4.0 y se pueden reproducir siguiendo sus principios.

Enlaces extra de interés

Susana Chávez

https://www.laizquierdadiario.com/Susana-Chavez-un-origen-de-NiUnaMenos

https://mujeresbacanas.com/la-creadora-de-ni-una-menos-susana-chavez/

Operación océano

https://ladiaria.com.uy/justicia/articulo/2022/5/operacion-oceano-11-personas-a-juicio-nueve-condenados-por-proceso-abreviado-13-sobreseimientos-y-cuatro-archivos/

https://ladiaria.com.uy/justicia/articulo/2022/5/operacion-oceano-las-victimas-tenian-entre-13-y-17-anos-y-fueron-sometidas-a-multiples-violencias/

Asesinatos de periodistas

https://www.amnesty.org/es/latest/news/2022/02/americas-alert-killings-human-rights-defenders-journalists/

https://wan-ifra.org/news/la-prensa-mundial-exige-accion-en-mexico/

rV1Nhttps://www.proceso.com.mx/opinion/2022/5/29/ser-mujer-periodista-en-un-pais-que-naturaliza-la-violencia-contra-las-mujeres-286691.html

Día Internacional Contra la Trata de Personas – Uruguay, 2022

Este 30 de julio volvemos a manifestarnos en las calles, en las redes y en todas partes para decir que nuestros cuerpos no son mercancía ni le pertenecen a nadie.  Las redes de trata están en crecimiento y el Estado es responsable: Uruguay es un país de origen, tránsito y destino de la trata.

8m2022: Estamos hartas, seguimos juntas

En este 8 de marzo convocamos y nos encontramos en el espacio público porque juntas podemos transformar este sistema.

En el oeste de Montevideo desaparecen Mujeres

Las coincidencias en los casos de mujeres desaparecidas nos alertan y preocupan. A pesar de que existe una denuncia colectiva, las investigaciones no solo no avanzan sino que siguen desapareciendo mujeres con los mismos perfiles en las mismas zonas.

Cultura de la violación y medios cómplices

Los medios tienen un rol clave en la reproducción de la cultura de la violación. En el programa se montó una estructura en la que se denigró y culpabilizó a la mujer y se relativizó su denuncia, faltándole el respeto al dolor de todas las víctimas de violencia sexual y de género.

25N 2021

Recordamos el aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal y en ellas, a quienes sufrieron y han sufrido violencia basada en género.Y otra vez, reivindicamos nuestro derecho a luchar, organizarnos y tomar la voz en el espacio público.

Cuarto aniversario

Es nuestro cuarto aniversario. Estamos orgullosas de cada una de nuestras compañeras que han dedicado tiempo compromiso y saberes para sostener el activismo autogestionado.

Día Internacional Contra la Trata de Personas

En Uruguay, así como en el resto del mundo, las mujeres somos las principales afectadas por la trata de personas. Según la ONU, en 2018 por cada diez víctimas de trata detectadas cinco corresponden a mujeres adultas y dos a niñas.

3 de junio de 2021: Ni una menos

En el marco del Ni una menos ofrecemos nuestro trabajo de seguimiento en relación a los femicidios y desapariciones en Uruguay en 2021

8m2021: No estamos todas

Este año elegimos convocar bajo la consigna No Estamos Todas, porque estamos hartas de la impunidad con la que este sistema nos silencia, humilla, explota, subestima, cosifica, desaparece y mata.